Notas de prensa y comunicados

Exoneración del ISC e inclusión al FEPC del diésel y gasolinas de 84 y 90 octanos permitió atenuar el alza en el precio de estos productos

  • - El gobierno, en apoyo a los sectores de la población con menores ingresos, desde abril, ha dado un conjunto de medidas que permiten aminorar el impacto del alza de los precios internacionales de combustibles y alimentos, además de beneficios directos a las familias en pobreza y pobreza extrema.
  • - Cerca de 800 mil familias de bajos ingresos a nivel nacional y ollas comunes reciben el vale de descuento FISE, el cual les permite adquirir balones de gas con un descuento de S/25 por balón.
  • - Más de 1,3 millones de beneficiarios, y sus familias, de los programas sociales Pensión 65, Juntos, Contigo reciben una subvención adicional de S/ 200, S/ 250 y S/ 300, respectivamente.

Lima, 20 de mayo de 2022.- El gobierno ha tomado acciones para atenuar el impacto del incremento de los precios internacionales, que ha registrado un fuerte efecto en algunos productos de consumo masivo en el país, afectando, principalmente, a los sectores más vulnerables de la población. Se trata de medidas específicas y temporales, con un impacto muy acotado en las cuentas fiscales.

La coyuntura internacional presenta riesgos latentes que podrían afectar el crecimiento económico global. Así, por ejemplo, los precios de las materias primas asociadas a la industria minera han presentado una moderación ante la política de confinamientos estrictos en China y el alza del dólar; mientras que los precios de productos energéticos y alimenticios se mantienen en niveles elevados a causa del conflicto entre Rusia y Ucrania.

En ese contexto, la inflación continúa siendo una preocupación para la actividad económica global, pues las presiones inflacionarias continúan incrementándose y han alcanzado tasas no vistas en más de una década en América Latina. En particular, Perú es una de las economías con la menor tasa de inflación a nivel de los países de la región, por ejemplo, la inflación total alcanzó 8,0% en abril y la inflación sin alimentos y energía (subyacente) registró 3,8%.

 

Ante esta coyuntura, los países en la región y a nivel mundial están tomando diversas medidas fiscales extraordinarias para atenuar los impactos del incremento de precios internacionales de combustibles y alimentos. Por ejemplo, han adoptado diversas medidas de ingresos y de gasto público como reducciones de impuestos al consumo, subsidios a precios, transferencias monetarias focalizadas, entre otras.

Perú también ha tomado medidas fiscales para aminorar el impacto del actual contexto sobre los ciudadanos. En el caso de los combustibles, el 28 de marzo el gobierno incluyó a las gasolinas de 84 y 90 octanos, al gasohol de 84 octanos y al GLP a granel en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC), en tanto que el 3 de abril se excluyeron las gasolinas y gasoholes de 84 y 90 octanos y los diferentes tipos de diésel de la lista de productos gravados con Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

Desde abril, ambas medidas han permitido aminorar el impacto del incremento del precio al consumidor de estos productos. En el caso del diésel para uso vehicular el precio promedio por galón se encuentra en alrededor de S/ 16,4. Sin embargo, el precio promedio de este producto sería de S/ 21,2 por galón si este combustible no estaría dentro del FEPC. Asimismo, si se hubiera mantenido el ISC, el precio promedio del diésel sería de S/ 22,9 por galón. Es decir, el efecto del FEPC y de la exoneración del ISC ha evitado que el precio promedio del diésel sea S/ 6,5 por galón mayor del que se observa actualmente.

 



De manera similar, el precio promedio de la gasolina de 90 octanos sería S/ 19,2 por galón, sin embargo, las medidas tomadas permitieron que actualmente el precio promedio sea de S/ 15,9 por galón.

 



Por su parte, el precio promedio de la gasolina de 84 octanos es de S/ 14,3 por galón. De no haberse implementado la exoneración temporal del ISC y la inclusión de este combustible al FEPC, su precio promedio sería S/ 16,9 por galón.

 



Cabe recordar que el Poder Ejecutivo incluyó las gasolinas de 84 y 90 octanos, y al gasohol de 84 octanos en el FEPC mediante el Decreto Supremo N° 002-2022-EM, y los exoneró del ISC a través de Decreto Supremo N° 068-2022-EF (lo que incluyó al diésel). Ello, en un contexto de incremento significativo del precio internacional del petróleo debido, principalmente, al conflicto bélico entre Ucrania y Rusia. Se debe indicar que desde que estalló dicho conflicto, el precio del petróleo WTI pasó de US$ 92,1 por barril a US$ 114 por barril en mayo, alcanzando un pico cercano a US$ 125 por barril registrado a mediados de febrero. Se debe destacar que el diésel es uno de los principales combustibles para el transporte de pasajeros interprovinciales y de transporte de carga en nuestro país. Además, las gasolinas de 84 y 90 octanos son utilizadas principalmente en las zonas de menores ingresos del país.

Medidas sociales

Por otra parte, para hacer frente al alza de los precios de los principales alimentos de la canasta básica familiar, debido al impacto del contexto internacional, se exoneró temporalmente del Impuesto General a las Ventas (IGV) a 5 productos (pollo, huevos, pan, fideos y azúcar) y sus principales insumos.

Asimismo, más de 1,3 millones de beneficiarios (y sus familias) de los programas sociales Pensión 65, Juntos, Contigo tienen una subvención extraordinaria adicional de S/ 200, S/ 250 y S/ 300, respectivamente. Estos beneficiarios corresponden a personas pobres y/o pobres extremos, usuarios que se encuentren en los citados programas al mes de abril.

De otro lado, cerca de 800 mil familias de bajos ingresos a nivel nacional, y las ollas comunes, pueden adquirir balones de gas pagando menos con el vale de descuento FISE, el cual aumentó de S/ 20 a S/25 por balón de gas.

Este conjunto de medidas se han focalizado en aquellos elementos que tienen un mayor impacto para la población, especialmente de los sectores más vulnerables, como son alimentos y combustibles, medidas que son de tipo temporal, teniendo como base un manejo responsable de las finanzas públicas.

OFICINA DE COMUNICACIONES