Notas de Prensa y Comunicados

MEF: Se afianzará el crecimiento económico a 5% al 2021 con el objetivo de reducir la pobreza a 18%

 El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) presentó el Informe de Actualización del Marco Macroeconómico Multianual 2018-2021 (IAPM), en el que prevé alcanzar un crecimiento económico de 5% al 2021, año del bicentenario, y reafirma su compromiso con el cumplimiento de la trayectoria de consolidación fiscal.

Este mayor crecimiento permitirá reducir la pobreza a 18% en 2021 y estabilizar la deuda pública en torno al 27% del PBI, resguardando la calificación del rating crediticio del país y el costo de financiamiento para empresas y familias.

Este año el PBI acelerará su ritmo de expansión, del 2.5% logrado el 2017 a 3.6%, principalmente por el crecimiento de la inversión pública en 17.5% y un mayor impulso a la inversión privada, que crecería 4.5%.

Para el periodo 2019-2021, se espera un crecimiento promedio más alto, alcanzando un 5% en 2021, impulsado por el fortalecimiento de la demanda interna. En particular, el despegue de la inversión privada favorecerá el retiro gradual del impulso fiscal a partir del 2019 y permitirá la reactivación del círculo virtuoso inversión-empleo-consumo.

Responsabilidad fiscal
Para el 2018 se cumplirá con la meta de un déficit fiscal de 3.5% del PBI y en los próximos años se reducirá progresivamente hasta el 1% del PBI en 2021. El MEF prevé que dicha consolidación será factible debido a la disipación de gastos temporales por la reconstrucción y a la implementación de los Juegos Panamericanos.

En ese sentido, es fundamental resguardar la trayectoria de consolidación fiscal ya que ello contribuirá a preservar la calificación crediticia del país, elemento clave para mantener las condiciones favorables de financiamiento para proyectos de inversión.

Plan de Impulso Económico
Con la finalidad de cumplir las metas de crecimiento y consolidación fiscal trazados, El Gobierno preparó el Plan de Impulso Económico orientado principalmente a dinamizar la economía en el corto y mediano plazo y fortalecer las cuentas fiscales para generar espacio fiscal procrecimiento.

El plan contiene cinco pilares. El primero es un shock de inversión pública para cumplir con la meta de crecimiento de 17.5% este año. Para lograrlo se cambiará la normativa para acelerar la reconstrucción y se reasignará presupuesto por cerca de S/ 2,000 millones hacia proyectos de rápida ejecución.

Adicionalmente, se brindará incentivos a los gobiernos regionales por ejecutar inversiones, se reformará el Foniprel, se creará la ventanilla única del MEF en las regiones y se mejorar la gestión de las inversiones y la rapidez de los procesos.

Un segundo pilar es el impulso la inversión privada, que se estima que crecerá 4.5% este año, que se logrará con la restitución de la capacidad operativa de las empresas constructoras a través del reglamento de la ley que reemplaza al DU 003, así como asegurar el cumplimiento del cronograma actual de adjudicaciones a través de una mejor coordinación entre el Ministerio MEF, ProInversión y los sectores involucrados.

A ello se suma, el intensificar los procesos de simplificación y eliminación de obstáculos para el desarrollo de proyectos de inversión privada y garantizar la licencia social para la inversión en minería, la cual sumaría US$ 5,800 millones este año.

El tercer pilar está diseñado para el mediano plazo. Se plantean como medida general el impulso de la productividad en el país para que el PBI potencial se incremente hasta 4.7% el 2021. En este punto se potenciará el Consejo Nacional de Competitividad (CNC), el mismo que propondrá el Plan Nacional de Competitividad (PNC).

También, se desarrollará plataformas de competitividad que permitan identificar y eliminar barreras en sectores con altas ventajas competitivas, promoviendo su productividad, teniendo como eje las mesas ejecutivas.

Asimismo, en este tercer pilar se fomentará estrategias efectivas para el desarrollo de las micro y pequeñas (MYPE) a través de la reforma de compras estatales, mejores condiciones de financiamiento, implementación de experiencias internacionales de éxito y adopción de medidas transversales a todos los segmentos empresariales.

El cuarto pilar es tomar acciones inmediatas de política y administración tributaria. La meta es incrementar en 1.9% del PBI adicionales de ingresos, ya que se mejorará el sistema de detracciones, se alineará el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a las externalidades, se incrementará la fiscalización y se combatirá la elusión, además de fortalecer las acciones de la administración tributaria.

Finalmente, el quinto pilar es la reducción de gastos no críticos por alrededor de S/ 2,000 millones en partidas como viajes, organización de eventos, impresiones, adquisición de bienes y servicios, entre otros.

Lima, 28 de abril de 2018
OFICINA DE COMUNICACIONES