"Año de la Universalización de la Salud"

,   

Fitch Ratings ratifica la calificación crediticia de Perú en moneda extranjera en BBB+ con perspectiva estable y ajusta de A- a BBB+ la calificación crediticia en moneda nacional

  • Perú sigue siendo el único país de la región con grado de inversión que mantiene su calificación crediticia en moneda extranjera con perspectiva estable.

Lima, 5 de junio del 2020.- La agencia internacional Fitch Ratings ratificó la calificación soberana de Perú de largo plazo en moneda extranjera en BBB+ con perspectiva estable. Ello debido a las sólidas perspectivas de recuperación económica, a las fortalezas de las cuentas externas del país, así como a un buen y largo historial de políticas macroeconómicas creíbles y consistentes. Asimismo, Fitch Ratings espera que estas políticas macroeconómicas tengan continuidad durante 2021, año de elecciones generales, debido al marco macro fiscal y la institucionalidad macroeconómica del país.

Esta ratificación permite que Perú continúe siendo el único país de la región con grado de inversión que mantiene su calificación crediticia en moneda extranjera con perspectiva estable. Ello es consistente con el hecho de que Perú tiene el menor riesgo país en América Latina, lo cual coloca a nuestros bonos soberanos como el activo libre de riesgo en la región.

 

Es importante destacar que la referencia que permite la comparación entre países y que sirve de guía a los inversionistas globales es la calificación crediticia en moneda extranjera. También se tiene la calificación crediticia en moneda local, la cual sirve de referencia para instrumentos financieros en moneda doméstica.

Asimismo, Fitch Ratings homogenizó ayer la calificación en moneda local con la calificación soberana en moneda extranjera, al rebajar la calificación crediticia del país en moneda local de A- a BBB+ con perspectiva estable.

Este cambio en la calificación crediticia del país en moneda local responde al incremento proyectado del déficit fiscal para este año, en un contexto de las medidas de contención de la pandemia han tenido un impacto en la actividad económica, por lo que se prevé una reducción de los ingresos fiscales. Además, se espera un incremento del gasto público en el marco del Plan Económico frente al COVID-19 (uno de los más ambiciosos de la región y equivalente a 17% del PBI). A pesar de ello, Fitch Ratings proyecta que la deuda pública de Perú en 2020 (31,9% del PBI) continuará manteniéndose muy por debajo de países con similar calificación crediticia (50% del PBI).

En adelante, Fitch Ratings señala que Perú puede mejorar su calificación crediticia si en los próximos años se logran altos niveles de crecimiento que le permitan reducir brechas de ingresos en relación con países que tienen calificaciones crediticias más altas, si se logran importantes progresos en mejorar estructuralmente la institucionalidad e indicadores de gobernanza del país, o si se logra fortalecer de las cuentas fiscales y las cuentas externas.

Respecto a la acción crediticia publicada por Fitch, la Ministra de economía señaló “Esta agencia crediticia ha venido ajustando las calificaciones de varias economías de la región en un contexto económico complejo debido al COVID-19, no obstante mantuvo la calificación en dólares de Perú y con perspectiva estable, que es la que finalmente evalúan los inversionistas internacionales. Pasada la crisis es fundamental trabajar en la recuperación del espacio fiscal de Perú, somos conscientes de la situación actual pero estamos seguros que con la recuperación de la economía también recuperaremos nuestros buffers fiscales. ”

OFICINA DE COMUNICACIONES