EL PERÚ TIENE GRANDES DESAFÍOS QUE SON IMPOSTERGABLES

  • Ante los Gobernadores del BID, en Uruguay, recordó que la meta es reducir a menos de 20% los niveles de pobreza en el país.

 

Lima, 19 de Marzo de 2012.- El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla Rubio, ratificó ante la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el compromiso del Gobierno peruano de sostener el crecimiento económico y lograr un desarrollo más equitativo.

 

“Persiste el desafío del gobierno de un desarrollo más equitativo, empleo de calidad y de la generación mayores oportunidades para todos los ciudadanos. La meta es reducir los niveles de pobreza que hoy aquejan a un 30% de la población, a menos de 20% al término del gobierno. Especialmente enfocar nuestros esfuerzos en disminuir las grandes brechas que existen aún entre las zonas rurales y urbanas”, señaló.

 

Asimismo, el ministro Castilla sostuvo que la mejora de la productividad, el aprovechamiento de los beneficios de la apertura comercial, la mejora de la competitividad, la diversificación del aparato productivo, la atracción de inversiones, incluso en sectores de mayor valor agregado, el cierre la brecha en infraestructura y mejorar la calidad de la mano de obra, entre otros, son asignaturas impostergables.

 

Durante su participación en la Reunión Anual de las Asambleas de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), que se realiza en Montevideo, Uruguay, el titular del MEF destacó la labor del BID, señalando que esta entidad ha sido y continúa siendo un socio  estratégico que apoya los esfuerzos del Perú en su camino al desarrollo.

 

“El Banco nos ha acompañado en importantes áreas de vanguardia, tales como la gestión de riesgos de desastres naturales, la diversificación de nuestra matriz energética, la agenda verde y la gestión por resultados, entre otros”, dijo ante los Gobernadores del BID.

 

Saludó también la capacidad del BID de poder atender de manera oportuna las necesidades de financiamiento de los países miembros con innovadores instrumentos, en vista de las grandes necesidades de inversión que aún persisten en la región.

 

“El Perú continuará respaldando los esfuerzos de la administración por seguir fortaleciendo el banco, incluyendo aquellos dirigidos a no perder relevancia como fuente de financiamiento en la provisión de intangibles de calidad, como los que he mencionado anteriormente. Así mismo, vemos favorablemente que se inicie la discusión para el fortalecimiento del Fomin, y quisiéramos invocar a que el Banco y la cooperación sigan apoyando en el desarrollo de nuestro sector privado, que es fuente de nuestro crecimiento”, resaltó.

 

Finalmente, señaló que se vislumbra que las entidades que componen el BID continuarán siendo socios estratégicos del Perú en su proceso de avanzar hacia su objetivo de lograr un mayor desarrollo sostenible y la inclusión social que anhelamos, en este contexto de importante desafío, que a su vez puede representar grandes oportunidades para la región.

 

OFICINA DE COMUNICACIONES