Comunicados y Notas de Prensa

INAUGURACIÓN SEMINARIO INTERNACIONAL SERVICIOS FINANCIEROS PARA EL DESARROLLO: “PROMOVIENDO EL ACCESO EN AMÉRICA LATINA”

MINISTRO DE ECONOMIA

LUIS MIGUEL CASTILLA RUBIO

 

FECHA: 14 DE SETIEMBRE 2011

SITIO: SWISSOTEL LIMA

HORA: 8:30 AM

 

Me siento en casa en esta gran entidad que es la Corporación Andina de Fomento –CAF, catorce años trabajé en ella y tuve el honor de inaugurar esta serie de publicaciones Reporte de Economía y Desarrollo (RED).

 

Es un enorme privilegio, no sólo  porque contribuí a que la CAF pudiera aportar conocimiento al debate de políticas públicas, que es tan importante en la región sino ahora como ministro de Economía y Finanzas del Perú.

 

Muchas gracias Eleonora, gracias

 

Estamos en un momento muy importante para el país y creo que vale la pena repasar cuales son los estudios que tenemos y como esta publicación y la temática que han escogido es importante porque  justamente apunta a la dirección que queremos que es mantener un crecimiento importante, por encima del seis por ciento, consolidar lo que se ha avanzado hasta la fecha  y eso con mayor inclusión social.

 

Y justamente el sistema financiero puede ser un canal muy efectivo para lograr la inclusión social. Estamos frente a una coyuntura, que para todos es conocida, complicada, donde nos mantenemos optimistas, de poder crecer a tasas elevadas, pero hay que ser totalmente realistas de que los vientos no soplan a  favor de nuestro país, ni del mundo

 

Tenemos fundamentos importantes que se ha logrado acumular a lo largo de los años, en el campo de la caja  fiscal, en el campo de reservas, tenemos bancos sólidos. Además tenemos empresas con poca deuda, en general, tenemos fundamentos micro y macro bastante sólidos y eso nos va a ayudar a capear, no a blindar sino a capear cualquier embate aun mayor de la situación que está por verse.

 

Esta es una película que ya vimos en el pasado, estamos viendo ciertos matices distintos y estamos muy conscientes de la necesidad de actuar con políticas económicas contracíclicas previendo una posible reducción de la actividad económica.

Estamos tomando una serie de medidas para poder compensar preventivamente cualquier caída de la actividad económica pero con responsabilidad.

 

Con la información que tenemos  creemos que se puede agilizar la inversión pública en pequeños proyectos que ya están listos, están en ejecución pero que por algún motivo tienen alguna barrera de recursos o principalmente de procesos que hacen que no se ejecuten. Estamos viendo agilizar esto,  la  inversión pública ha crecido de manera importante y ha coadyuvado al desarrollo del país. Se ha ubicado cerca del seis por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) cuando hace unos años era de tres por ciento del PBI.

 

Entonces la idea es mantener los niveles de inversión pública, convertirlas a su ejecución, y todo ello manteniendo resultados fiscales bastante positivos. Este año definitivamente vamos a tener un superávit fiscal por encima del uno por ciento y bajos niveles de deuda. Entonces creo que es factible actuar con una política fiscal un poco más expansiva manteniendo lo que es un programa económico y las metas establecidas para este año y el año entrante.

 

En el futuro lo que queremos es evidentemente una política fiscal que permita ahorrar para poder justamente gastar en épocas de vacas flacas, y luego permita emprender una política fiscal anticíclica y eso evidentemente ira acompañada por políticas en otros ámbitos que le competen al BCR y otros sectores.

 

Y para poder crecer más allá de la coyuntura que es importante, debemos tener ciertos requisitos, uno de ellos es la estabilidad macro, no sólo la política económica, sino también la política macroprudencial y la estabilidad del sistema financiero. Usualmente estas crisis cuando atacan a un país pueden tener un efecto multiplicador que se da justamente vía la banca, vía el sistema financiero.

 

Entonces hemos establecido un comité de monitoreo bastante cercano justamente con el BCR, con la SBS, con los principales bancos de desarrollo, Cofide, Banco de la Nación y el MEF para monitorear la situación externa y como nos puede afectar tanto al sector real como al sistema financiero donde usualmente tienden a propagarse estos shocks que vienen de afuera.

 

Más allá de esto, el objetivo del gobierno es seguir creciendo a tasas elevadas que el Perú ha logrado en los últimos años. El Perú se ubica en un grupo privilegiado de países que han logrado tasas sostenidas de crecimiento por encima del 7 por ciento y la idea es mantenerla. No hay mejor antídoto para luchar contra la pobreza  que el crecimiento económico  que genera empleos y mejora la calidad de vida de las personas. Eso es fundamental, crecer, porque sin crecimiento no podemos establecer un conjunto de políticas públicas que acompañen este crecimiento y que redunden en una mayor inclusión social que es el objetivo del gobierno también: Crecimiento con inclusión social Esta frase se ha hecho muy popular últimamente en los medios y en el discurso público.

 

Este crecimiento pasa por invertir más y por ser más productivos, y cuando hablamos de inversión, hablamos de la necesidad armonizar recursos excedentarios de la familia, de las personas, de los individuos para justamente  tengan mayor ahorro y al final  se pueda financiar la inversión. Y aquí es importante el rol del sistema financiero de nuestro país.

 

Y este programa RED es particularmente interesante porque se aleja de la visión macro de lo que es el balance que ha habido en bancarización. Uno sólo ve el indicador de crédito con respecto al producto, 25 por ciento y  dice que al país  le falta bastante y efectivamente le falta bastante para alcanzar un nivel de intermediación importante.

 

Tenemos un potencial, estamos a un tercio de lo que está Chile si uno compara el ratio crédito/producto de 25 por ciento, en relación a países como Chile que esta en 65 por ciento del producto. Pero este reporte va más allá de la cifra macro, se mete en lo micro, que es lo fundamental.

 

Anoche, como a  la una de la mañana cuando llegué a casa a repasar el RED, vi unos cuadros interesantes y más allá de estos  indicadores desagregados, vi  con las encuestas que la CAF hace, sondea periódicamente,  vi que menos del 40 por ciento de los individuos posee una cuenta en el Perú, o en  las ciudades que han sido parte de la muestra. Y eso se compara con niveles mucho mayores, más del 60 por ciento, en países como Brasil y otros, entonces definitivamente hay  un esfuerzo por una mayor bancarización  y de entender por qué se da y por qué no se da.

 

Y se abordan temas muy interesantes y muy oportunos en la discusión que estamos teniendo en el país de cómo lograr un  sistema financiero más profundo,  que canalizan la inversión productiva.

 

Un  capitulo que le di vueltas con mucho interés es el referido a las Microfinanzas, donde el Perú es líder mundial en microfinanzas, y es nuestra responsabilidad mantener ese liderazgo. Hace unos diez años, el sector microfinanciero intermediaba más o menos 4,000 millones de soles, y hoy en día estamos  por encima de los 25,000 millones de soles  de crédito que va a la pequeña y mediana empresa. Y eso es muy importante, no sé si Perú o Bolivia es el número uno, pero creo que estamos en uno de los primeros países en el ranking de los países más sofisticados en  el segmento de las microfinanzas.

 

Y eso es muy importante mantenerlo porque es una forma muy efectiva de lograr la inclusión, lograr ese acceso a capital  que se requiere para salir obviamente  de la pobreza, generar oportunidades y lograr mayor movilidad social. Es en eso que estamos todos empeñados sin excepción.

 

Creo que es una tarea muy importante, nuestros bancos de desarrollo tienen un rol muy importante de impulsar  el desarrollo  del sector microfinanciero en su rol de banco de segundo piso. Aquí vemos a los amigos de Cofide y tenemos el orgullo de que nuestros dos  bancos nacionales son bancos de inversión y eso es un gran potencial  y es un activo que hay que preservar, pero es un potencial que  puede ser utilizado de manera apropiada.

 

Ahora, como lograr un sistema financiero más estable, no es el fin del RED de este año, sino como lograr un mayor acceso al capital, es un tema  distinto y muchas veces más complicado. El tema de la microfinanzas es un tema importante que hay que alentar y cuidar, el sistema  microfinanciero aun puede crecer más y si uno ve un mapa de la penetración es impresionante. Y en esto no solo están involucradas entidades microfinancieras, cajas rurales, municipales, Edpymes, sino también banca múltiple, comercial que comienza a atender a estos segmentos o a abrir empresas afiliadas  en este segmento.

 

Dicho eso, obviamente  todavía hay espacio importante porque tenemos mercado a los cuales no llega el capital, a los cuales  no llega el producto financiero. Tenemos una ley en el congreso  muy importante que debe  aprobarse en esta legislatura  que es la ley de dinero electrónico, que es  muy importante  porque es una forma muy inteligente  de bancarizar y llegar a mayores segmentos de la población haciendo pagos electrónicos y anexando a servicios  financieros vía la telefonía móvil.

 

Esto se ha hecho en países y  ha tenido un éxito enorme en países  cuyo desarrollo económico es mucho menor que el nuestro, por ejemplo en el África o Asia,  en donde la implementación de estos mecanismos donde se logra una sinergia, entre la tecnología de las telecomunicaciones y abre una bancarización.

 

Allí tenemos un potencial porque el Perú es un país de alta penetración móvil, capaz somos los más altos en la región y eso es lo que hay que aprovechar  para justamente lograr un mayor acceso  a los servicios  financieros, a segmentos que hoy en día están excluidos  del capital. Y el capital es la forma de seguir obteniendo recursos y poder insertarse en el mercado y poder tener una mayor oportunidad y mayor movilidad social a futuro.

Un tema que ha sido mencionado en el reporte, era el tema del Gobierno Corporativo, que es fundamental. El gobierno  corporativo distingue muchas veces entre banco de desarrollo publico bueno y banco de desarrollo publico malo porque hay de todo, yo creo que el éxito o el potencial que aun se puede lograr con nuestra banca de desarrollo puede ser aun más potenciada si se sigue trabajando en lograr mayor transparencia, mayor rendición de cuentas, mejores reglas, y eso redunda en eficiencia  de asignación de los recursos.

 

Y eso es algo que el informe lo pone en relieve y es un tema al cual debemos abocarnos, cuando estamos hablando también de qué otros servicios pueden proveer nuestros bancos de desarrollo actuales, Cofide, Banco de la Nación, cada cual en su rol. El Banco de la Nación tiene una red amplia, probablemente es  la red más  amplia con oferta única bancaria en el país, pues llega básicamente a la punta del cerro en muchos sitios, a la frontera donde hay que llegar a la agencia en balsa  o a la selva.

 

Entonces se puede lograr potenciar el efecto que tienen estas agencias  y dar una plataforma de soporte tecnológico y capacidades para que otras entidades microfinancieras puedan apoyar se y reducir sus costos y así también  penetrar y brindar más recursos a estos segmentos.

 

Otra  forma de potenciar el accionar  de nuestra banca de desarrollo tiene que ver  con poder avanzar en lo que es en lugar de banca de primer piso (en el cual tenemos experiencias que no han sido muy felices  ni en nuestro país ni en otros países), es utilizar los recursos  para poder avanzar en temas más innovadores  y que ataquen las fallas  de mercado, como pueden ser los fondos de garantía.

 

Y en esto la CAF ha tenido un rol  muy importante. Me acuerdo haber estado en el directorio hace unos meses y en Colombia se discutía esto, de invertir en fondos de garantías  para garantizar y dar aval para que mayores sujetos, empresas, pequeñas sean sujetas de créditos a las IFIS.

 

Es una  forma que tendría efecto multiplicador donde el riesgo se queda  en la entidad financiera pero  el gobierno vía sus recursos puede darle  una garantía adicional  que sea la diferencia para poder acceder  al financiamiento.

 

En fin, son estos los temas que estamos trabajando, pero sin duda  todo esto pasa por mantener la estabilidad. No hay sistema financiero, microfinanciero o de cualquier otra índole que se pueda desarrollar en un entorno de inestabilidad macroeconómica y financiera. Esa es una condición totalmente imprescindible para el desarrollo  del sistema financiero y lograr  un mayor acceso al capital.

 

Entonces en esta coyuntura en la cual estamos viviendo, obviamente aquí uno puede decir que tenemos un sistema financiero bastante sólido, muy bien supervisado, capitalizado y liquido y que no nos debe preocupar. Pero sin duda hay segmentos más pequeños de cajas municipales que ni siquiera son sujetas de créditos de las entidades públicas, por ejemplo, que pueden ser sujetas al nerviosismo y que de hecho probablemente han prestado más de la cuenta  y han captado recursos a veces a tasas un poco exageradas y pueden estar recurriendo a prácticas que no son las apropiadas, y que pueden estar sujetas a una inestabilidad, nerviosismos a una corrida que queremos evitar.

 

Ese es el pequeño segmento que tenemos que cuidar y estamos trabajando  con las entidades que comente, y justamente brindar la capacidad, liquidez de corto plazo  si hubiera problemas en este segmento  pequeño pero que es bastante importante.

Quiero agradecer a la CAF por brindarnos este espacio para poder reflexionar sobre temas que son importantes  y sustantivos para el desarrollo de nuestros países.